¿Te han negado la incapacidad permanente? Descubre qué hacer en este caso.

por | junio 22, 2023

Cuando una persona se encuentra en una situación de incapacidad permanente, es común que quiera solicitar una pensión o prestación económica para poder hacer frente a los gastos y dificultades que dicha condición conlleva. Sin embargo, hay casos en los que la solicitud de incapacidad permanente es denegada. Ante esta situación, es importante saber que no todo está perdido y que existen opciones a las que se puede recurrir. En este artículo, te explicamos qué hacer si te deniegan la incapacidad permanente y cómo actuar para que tu solicitud sea reevaluada o, en su defecto, buscar alternativas para obtener apoyo económico.

  • Apela la decisión: Si te deniegan la incapacidad permanente, puedes apelar la decisión. Para ello, debes presentar una reclamación previa ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en un plazo máximo de 30 días hábiles desde la notificación de la resolución. En dicha reclamación, puedes aportar toda la documentación que consideres oportuna para demostrar que realmente tienes derecho a la incapacidad permanente.
  • Consulta con un abogado especializado en Seguridad Social: Si la reclamación previa no prospera y te deniegan la incapacidad permanente de forma definitiva, puedes acudir a la vía judicial. Para ello, es recomendable que cuentes con el asesoramiento y acompañamiento de un abogado especializado en Seguridad Social que pueda representarte durante todo el procedimiento judicial y defender tus derechos e intereses ante los tribunales. El abogado podrá interponer una demanda de incapacidad permanente, recabar pruebas y aportar argumentos que apoyen tu solicitud.

Ventajas

  • Posibilidad de reevaluación: Si inicialmente se deniega la incapacidad permanente, existe la posibilidad de presentar una recurso de reconsideración o interponer una demanda judicial para solicitar la revisión del caso con nuevos argumentos y pruebas médicas. Si se comprueba que se cumplen los requisitos para obtener la incapacidad permanente, se podrá obtener finalmente el reconocimiento y los correspondientes beneficios.
  • Opciones de apoyo: Aunque se deniegue la incapacidad permanente, existen muchas opciones para recibir ayuda y asistencia. Por ejemplo, si la persona está desempleada por motivos de salud, puede tener derecho a una prestación por incapacidad temporal. Además, pueden tener derecho a otro tipo de apoyos como ayudas del estado, servicios de rehabilitación, cambios en el lugar de trabajo o incluso programas de formación o reinserción laboral. Es importante explorar todas las opciones disponibles y buscar orientación especializada para tomar la mejor decisión.

Desventajas

  • Pérdida de ingresos: Si se deniega la incapacidad permanente, la persona afectada está obligada a continuar trabajando para mantener su fuente de ingresos. Esto puede ser difícil ya que su condición puede ser limitante y puede afectar su capacidad para trabajar a largo plazo.
  • Desgaste emocional: El proceso de solicitar y ser denegado la incapacidad permanente puede ser muy estresante para la persona afectada. La persona puede sentirse desanimada y desesperada, especialmente si no tiene otras opciones viables para obtener ingresos. Esto puede tener un impacto negativo en su salud mental y bienestar general.
  ¿Hasta qué punto puedes cambiar un partido en la prórroga?

¿Cuáles son mis opciones si me han rechazado la solicitud de incapacidad permanente?

Si tu solicitud de incapacidad permanente ha sido denegada, no te desanimes. Tienes opciones para hacer valer tus derechos. En primer lugar, puedes iniciar un procedimiento de reclamación previa para que se revise tu caso otra vez. Si la respuesta sigue siendo negativa, puedes recurrir a la vía judicial para que se valore tu situación y se determine si tienes derecho a una pensión de incapacidad permanente. Recuerda que este proceso puede llevar tiempo y es importante contar con la ayuda de un especialista en derecho laboral para que te asesore y te represente adecuadamente.

Si has recibido una negativa a tu solicitud de incapacidad permanente, es recomendable que busques asesoramiento legal para iniciar un proceso de reclamación previa. En caso de que la respuesta siga siendo negativa, podrías apelar a la vía judicial para que se evalúe tu situación y se determine si eres elegible para recibir una pensión por incapacidad permanente. Este proceso puede ser largo y complicado, por lo que contar con un abogado especializado será fundamental.

Si me rechazan la incapacidad permanente, ¿qué ocurre?

Si después del expediente de incapacidad se deniega la incapacidad permanente, el trabajador será dado de alta automáticamente. En este caso, es necesario recordar que el periodo máximo de incapacidad temporal es de 18 meses, a menos que se otorgue una prórroga como resultado de una demora en la calificación. Es importante tener en cuenta que, en cualquier caso, el trabajador debe recibir asesoramiento legal para conocer sus derechos y opciones legales.

Es fundamental recordar que, si tras el expediente de incapacidad se deniega la incapacidad permanente, el trabajador será dado de alta automáticamente. Es importante que el trabajador busque asesoramiento legal para conocer sus opciones y derechos, y tener presente que el periodo máximo de incapacidad temporal es de 18 meses, con prórroga en caso de demoras en la calificación.

  ¿Inquilino fallecido? Aprende qué hacer en este caso

¿Qué hacer si te dan el alta médica y no te sientes bien?

En el caso en el que se haya recibido el alta médica, pero el afectado no se siente en condiciones de trabajar, hay una opción: el procedimiento de impugnación del alta médica. Esto se puede iniciar cuando la Seguridad Social, la mutua o el servicio público de salud emiten un alta médica para un proceso de incapacidad temporal y el afectado no está de acuerdo. Es importante entender qué pasos seguir para llevar a cabo el proceso y tener acceso a las prestaciones por incapacidad temporal que corresponden.

El procedimiento de impugnación del alta médica permite al trabajador que se siente en desacuerdo con la alta médica emitida continuar recibiendo prestaciones por incapacidad temporal. Es fundamental seguir los pasos y requisitos necesarios para iniciar el procedimiento y garantizar que se cumplan los plazos establecidos por la ley. De esta manera, se podrá recibir el tratamiento adecuado y la protección necesaria durante el proceso de recuperación.

Pasos a seguir si se te deniega la incapacidad permanente

Si se te deniega la incapacidad permanente, es importante que sepas que aún tienes opciones. En primer lugar, puedes presentar una reclamación previa a la Seguridad Social dentro del plazo de 30 días hábiles. Si esto no funciona, también puedes interponer una demanda judicial, para lo cual tendrás que contar con un abogado especializado en derecho laboral y de seguridad social. Es importante que cuentes con toda la documentación necesaria y que actúes dentro de los plazos correspondientes. No pierdas la esperanza, existen alternativas para conseguir la incapacidad permanente.

Si te deniegan la incapacidad permanente, hay opciones disponibles. Puedes presentar una reclamación previa o interponer una demanda judicial con un abogado especializado en derecho laboral y de seguridad social. Es importante contar con la documentación necesaria y actuar dentro de los plazos. La perseverancia puede llevar a la obtención de la incapacidad permanente.

Cómo recurrir una denegación de la incapacidad permanente

Cuando se recibe una denegación de incapacidad permanente, no hay necesidad de rendirse. Es importante conocer los pasos a seguir para poder presentar un recurso adecuado de apelación. En primer lugar, el solicitante debe reunir toda la documentación relevante y proporcionar cualquier información adicional que pueda respaldar su caso. Es recomendable consultar a un abogado especializado en derecho de la discapacidad para ayudar con el proceso de apelación. Siguiendo estos pasos, se aumenta la posibilidad de obtener una decisión favorable.

  ¿Tu abogado de oficio no cumple? Aprende qué hacer en 5 pasos

Una negativa de incapacidad permanente no es el fin del camino. Para apelar con éxito, se debe reunir toda la documentación relevante y buscar asesoramiento legal especializado. Estos pasos pueden mejorar las posibilidades de una decisión positiva.

En resumen, puede ser difícil aceptar una decisión de denegación de incapacidad permanente, pero no es el fin del camino. Existen varias formas de apelar la decisión contra el organismo competente, incluyendo la interposición de recurso de alzada, la revisión del expediente o la presentación de una demanda ante los tribunales correspondientes. Es importante mantenerse firme y buscar apoyo legal si es necesario. Además, en algunos casos, puede ser útil considerar la posibilidad de volver a solicitar una evaluación médica por parte del organismo competente. En cualquier caso, no se debe perder la esperanza y es importante seguir luchando por su derecho a recibir una prestación económica en caso de incapacidad permanente.